Las vitaminas y minerales son sustancias que se encuentran presentes en los alimentos y son imprescindibles tanto para la vida humana como animal. Por esta razón, no debemos olvidar que tienen que formar parte de la dieta de nuestros perros y gatos.

Las vitaminas, necesarias para el correcto funcionamiento del organismo

Son micronutrientes implicados en los procesos biológicos del cuerpo tales como el crecimiento, la lactancia o la fertilidad. Cada una de ellas cumple una función específica y su carencia puede causar graves problemas de salud. Se consideran esenciales casi todas con algunas excepciones según la especie.

¿Sabías que la palabra vitamina viene del latín vita que significa vida y amina, compuesto derivado del amoniaco?

La mayoría de las vitaminas no pueden ser sintetizadas por el organismo por lo que es absolutamente necesario obtenerlas a través de los alimentos. Una dieta equilibrada en nuestras mascotas permitirá que dispongan de todas las vitaminas necesarias para que gocen de una buena salud.

Las vitaminas se clasifican en liposolubles (A, D, E y K) e hidrosolubles (vitamina C y las del grupo B)

  • Vitamina A, imprescindible para la vista

Tiene una función especialmente importante para la visión, la salud de la piel y la reparación de los tejidos. Asimismo, es muy necesaria para el correcto desarrollo del esqueleto y para la fertilidad del animal.

En los animales jóvenes es particularmente necesaria para prevenir problemas durante el crecimiento. La falta de vitamina A puede causar hidrocefalia y la patología conocida como  “paladar hendido” en las camadas.

  • Vitamina D, la vitamina de los huesos

Se conoce también como “vitamina antirraquítica”. Regula el metabolismo del fósforo y del calcio y ayuda a la absorción de este último manteniendo los niveles en huesos y dientes.

La deficiencia de esta vitamina provoca desórdenes en el crecimiento y problemas óseos como osteoporosis o raquitismo.

  • Vitamina E, un antioxidante natural

Gracias a su capacidad de captar oxígeno, actúa como antioxidante de las células. Asimismo, juega un papel importante en el metabolismo de los músculos, de las grasas y ayuda a mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias.

La falta de vitamina E puede provocar anemia, desgaste muscular y reducir la fertilidad.

  • Vitamina K, la vitamina antihemorrágica

Es fundamental en los procesos de coagulación de la sangre y ayuda a generar glóbulos rojos. La deficiencia de vitamina K produce hemorragias y hematomas y, en consecuencia, el animal puede padecer anemia.

  • pienso gatos mercadonaVitamina C, esencial para combatir la enfermedad

Interviene directamente en la mineralización de los huesos, participa de forma decisiva en los procesos de desintoxicación que se producen en el hígado y tiene un papel fundamental en la formación del colágeno. Además, es capaz de incrementar la resistencia del organismo frente a infecciones e interviene en la síntesis de hormonas esteroides.

Su deficiencia provoca que el animal sea más propenso a enfermar.

 

  • Vitaminas del grupo B, complejo de las vitaminas B, imprescindible para una buena salud

Forman un grupo de 8 vitaminas y se relacionan con el metabolismo de las células.

  • B1: su falta provoca inapetencia, debilidad, pérdida de reflejos y desórdenes en el sistema nervioso.
  • B2: una deficiencia de esta vitamina produce diarrea, retrasos en el crecimiento, mal aspecto del pelaje y que los nutrientes no se absorban correctamente.
  • B3: la “lengua negra” es la enfermedad que se produce en perros y gatos si hay una deficiencia de esta vitamina. Se caracteriza por pérdida de peso, encías, labios e interior de las mejillas inflamadas y enrojecidas.
  • B5: también llamada ácido pantoténico, es esencial para mantener la vida. Algunos de los síntomas que aparecen en el caso de que falte esta vitamina son pérdida de pelo, diarrea y otras alteraciones gástricas.
  • B6: la deficiencia de esta vitamina se manifiesta a través de signos como retrasos en el crecimiento, inflamación de la piel y cambios en el sistema nervioso central y periférico. Incluso en casos graves, puede producir la muerte.
  • B8: conocida como biotina, del griego bios, vida. Un pelaje en mal estado, pérdida de pelo o la aparición de eczemas pueden ser síntomas que indiquen que nuestra mascota sufre falta de biotina.
  • B9: más conocida como ácido fólico. La falta de esta vitamina puede producir anemia, retrasos en el crecimiento, así como desórdenes reproductivos y daños en el sistema gastrointestinal.
  • B12: junto con el ácido fólico, trabajan en equipo para producir glóbulos rojos y otras proteínas. Anemia, retrasos en el crecimiento, inflamaciones de la piel y un pelaje en mal estado son algunos de los síntomas que indican un déficit de vitamina B12.

Los minerales, elementos inorgánicos de la dieta vitales para una buena salud

Están presentes en la mayoría de los alimentos y, aunque se requieren solo en pequeñas cantidades, al igual que las vitaminas, son esenciales para el adecuado funcionamiento del organismo. Tanto un exceso como un déficit de minerales pueden ser muy perjudiciales para la salud de nuestras mascotas.

Se han considerado 22 minerales esenciales para todos los mamíferos, pero tan solo 11 son esenciales en las raciones de perros y gatos.

Se dividen en dos grupos: macrominerales (calcio, magnesio, fósforo, sodio, potasio y cloro) y microminerales (hierro, cobre, selenio, zinc, yodo y manganeso).

Las funciones principales de estos importantes elementos son:

  • Estructural: el calcio, el fósforo y el magnesio constituyen el esqueleto, músculos y dientes de los animales.
  • Fisiológica: el calcio, el sodio, el cloro y el potasio son necesarios para el impulso nervioso, el equilibrio ácido-base, la presión osmótica de la sangre y del líquido cefalorraquídeo y la permeabilidad de las membranas celulares.
  • Catalítica: el hierro, el cobre, el zinc, el manganeso y el selenio participan como catalizadores enzimáticos y hormonales o como activadores específicos.
  • Reguladora: el calcio, el zinc y el yodo intervienen en la replicación celular, el metabolismo de los ácidos nucleicos y en la regulación del organismo.

La importancia de una alimentación equilibrada.

Tras conocer el vital papel que juegan, tanto las vitaminas como los minerales, en el funcionamiento del organismo, queda claro que es de máxima importancia que nuestros perros y gatos lleven una dieta equilibrada.

Una buena alimentación es sinónimo de mascota saludable y una mascota sana es un animal feliz.

Share This