Cuando hablamos de comida para perros, la opción más generalizada que encontramos, por su gran oferta, es la del pienso seco. En el mercado hay gran cantidad de marcas que producen pienso seco adaptado a cada edad, necesidad energética y estado clínico de nuestras mascotas.

Edad y tamaño

Ya hemos comentado en alguna ocasión la importancia de la edad y el tamaño de nuestro perro a la hora de elegir la comida más adecuada. Además de tener en cuenta las patologías que nuestra mascota pudiera tener, de forma general tendremos que ver la etapa de la vida en la que se encuentra nuestro perro (cachorro / adulto / sénior) y también el tamaño (perro de raza pequeña / mediana / grande), ya que las necesidades energéticas del perro varían dependiendo de estos factores y, por lo tanto, el alimento estará adaptado a dichas necesidades.

comida para perros - edad y tamaño

Componentes analíticos

En los envases de pienso seco, encontramos la tabla de componentes analíticos, que es conveniente mirar a la hora de elegir nuestra comida para el perro. Encontraremos los niveles de proteína, contenido de grasa, fibra bruta y materia inorgánica (minerales).

La proteína es importante para el mantenimiento de las funciones vitales y la musculatura de nuestras mascotas. Esto no quiere decir que un pienso sea mejor si tiene más contenido de proteína, ya que cada tipo de alimento está diseñado para una clase de animal o estado fisiológico.

Tenemos que tener en cuenta también la calidad de la proteína. Es muy importante que sea digestible, es decir, que pueda ser absorbida por el organismo del perro para un mejor aprovechamiento.

La grasa es fuente de energía y facilita la absorción de vitaminas liposolubles. También es fuente de ácidos grasos esenciales, que intervienen, por ejemplo, en la coagulación sanguínea, en el desarrollo del sistema nervioso, en el mantenimiento del pelo y la piel, en la reproducción y fertilidad…

Ahora bien, un exceso de grasa en la comida para perros puede provocarles obesidad y ocasionar otras patologías asociadas.

Respecto a la fibra, contribuye a la actividad intestinal y a una buena calidad de las deposiciones. Contribuye también al control del azúcar y el colesterol en sangre y al control de peso, ya que es saciante.

La materia inorgánica, conocida también como “ceniza bruta” es el contenido de minerales en el alimento y son esenciales para los procesos metabólicos del organismo.

comida para perros - componentes analíticos

Alimento completo y complementario

Cuando hablamos de comida para perros, debemos tener en cuenta también si se trata de un alimento completo o complementario. Un alimento completo es un pienso cuya composición cubre todas las necesidades nutricionales de nuestra mascota y, por lo tanto, es suficiente para alimentarla diariamente. Es decir, se puede administrar como dieta única. Son los piensos secos, semihúmedos o húmedos.

Y un alimento complementario es un pienso cuya composición tiene un contenido elevado de determinadas sustancias y que no es suficiente para una alimentación diaria, a menos que se utilice en combinación con otro pienso. Es decir, no se puede administrar como dieta única. Son los “snacks” o “golosinas” que damos a nuestras mascotas.

Alimentos perjudiciales para perros

Tenemos que ser conscientes de que los alimentos que comemos habitualmente nosotros pueden resultar perjudiciales para nuestros perros. Podemos pensar que si la comida es buena para nosotros también lo es para nuestros animales, y no es así, ya que podemos poner en riesgo la salud de nuestras mascotas.

En algunos momentos, nuestro perro nos puede pedir comer lo que nosotros estamos consumiendo, pero debemos saber que algunos alimentos pueden ser peligrosos para nuestras mascotas, causándoles problemas digestivos (vómitos y diarreas), fiebre, problemas cardiacos, anemia, problemas musculares, respiratorios, hepáticos… e incluso les puede causar la muerte.

A continuación, enumeramos algunos alimentos perjudiciales para nuestros perros:

Chocolate (teobromina), café, té; uvas y pasas; cebolla y ajo; aguacate; nueces de macadamia; alcohol (presente en bebidas alcohólicas y también en productos alimenticios fermentados como manzanas muy maduras o masa de pan cruda); xilitol (edulcorante artificial presente en caramelos, galletas…).

En definitiva, para proporcionar una adecuada comida para perros tenemos que considerar diversos factores y tener en cuenta que hay alimentos buenos para nosotros pero no para nuestras mascotas.

En Mercadona, podemos encontrar una amplia gama de comida para perros adaptada a la edad y tamaño de nuestra mascota, así como alimentos completos y complementarios. La marca COMPY ofrece alimentos equilibrados, que han sido desarrollados por veterinarios expertos en nutrición animal y que cumplen con todas las garantías de calidad y seguridad alimentaria.

Share This